miércoles, septiembre 05, 2007

Es la hora del té

Es hora de que vuelvas al pais de las maravillas
El sombrero loco y la liebre te esperan para tomar el té
Alicia ya nunca te encontrará



Hasta siempre, conejo blanco, gracias por salvarme la vida.


:___

jueves, abril 05, 2007

Give love

Insanity laughs, under pressure we're cracking...



Can't we give ourselves one more chance?!
Why can't we give love that one more chance?!
Why can't we give love, give love, give love......?


Cause love's such an old fashioned word,
and love dares you to care for
the people on the edge of the night

And love dares you to change our way of caring about ourselves...

This is our last dance...
This is our last dance...









This is ourselves... Under pressure



Te llevo conmigo, en lo más profundo de mi ser. Me voy con la fuerza que me otorga verme reflejado en tu mirada, con la paz de tu último abrazo, con el cariño de tu último beso...

Y volveré, porque esos no serán los últimos, claro que no. Soñaré que te tengo, despierto por supuesto :)

Mil besos mi ángel, nos vemos muy pronto.

martes, marzo 13, 2007

Paseo por mi agridulce locura

He despertado en mi habitación, oscura y fría. He echado un vistazo al exterior, buscando algo mejor. La luz del sol ha hecho brillar mis ojos ausentes, lo cual me he tomado como una señal. Así que he salido a pasear, a disfrutar del contraste que envuelve todo lo que me rodea, el contraste del brillo solar y las sonrisas de la gente con la oscuridad que en ocasiones personifico y la soledad que a menudo abrazo.


Paseando me he encontrado con artificiales mares de agua dulce y he sentido la brisa salada del Mediterráneo. He caminado a través de recuerdos, recuerdos pasados. Recuerdos que me hacen preguntarme quién soy, qué ha pasado y sobretodo porqué. Nunca hay respuesta, pero logro abstraerme y divagar en discusiones unidireccionales que nunca tienen comienzo ni fin, ya que en parte son discusiones que nunca dejan de darse al fondo de mi cabeza, en una esquina. Paseando me acerco hasta allí a escuchar lo que mi alma y mi corazón pueden decirme, a entender cosas que nunca entendí, a pensar en el porqué.


Y la discusión sigue, pero decido alejarme. Al fin y al cabo, si algún día aparecen esas respuestas lo sabré, estoy seguro. Hasta entonces dejaré a mi subconsciente ocupado en buscarlas, pese a que estoy convencido de que no conseguirá nada. Ya ha logrado demasiado.


Veo pasar ante mis ojos media vida, cientos de personas. Decenas de esas personas sienten gran variedad de emociones al verme. Odio, envidia, recelo, asco, indiferencia, admiración, lástima… Pero sobretodo incomprensión. Siento que vivo dos vidas paralelas, una que comparto con el resto del mundo y otra que no comparto con nadie. Y siento que nadie me entiende en la primera y nadie comprende en qué se basa la segunda. Hubo un momento en mi vida en el cual enloquecí, perdí el juicio que me acusaba de rozar la locura. Y a partir de ese momento la gente dejó de comprender el porqué hacía lo que hacía. El porqué soy quien soy.


Estoy acostumbrado a aconsejar a la gente, son muchas las personas que me piden consejo. Tengo una visión del mundo bastante diferente de la visión general, pero es una visión tremendamente clara, por lo que no suelo dudar a la hora de saber qué es lo que debo hacer en cada momento. Pero no sé si eso es lo mejor para quien me pregunta (ni siquiera sé si es lo mejor para mí), por lo que pienso que el mejor consejo que le puedo dar a alguien es que se aleje de mí, que huya, que no deje que mi locura le alcance.


Soy una persona inestable y el principal problema es que adoro lo que soy. No me molesta que me odien, no me molesta el rechazo, no me molesta que la gente no me entienda. Prefiero el odio a la indiferencia, pese a que me traiga sin cuidado. Necesito sonreír y necesito seriedad, necesito compañía y necesito soledad, necesito reír y necesito rabiar, necesito atender y necesito ignorar; necesito desequilibrio y eso es peligrosamente incomprensible para mucha gente.


He paseado por los sinuosos caminos que recorren mi alma. Me he topado con mi ilusión, que me ha agradecido que la resucitara hace poco gracias al destello mágico de una mirada, he visto a mi odio que me ha evitado y ha seguido centrado en nuestras tonterías que nadie entiende, he vislumbrado mi inquietud y he tratado de tranquilizarla acercándola a mi alegría, que paseaba con cara de imbécil abrazando una estrella.


He paseado también por mis sueños, en plena reconstrucción. Y he visto cómo se alzaban castillos en el desierto, como florecían las semillas que plantamos juntos donde antes sólo había vacío. Te he visto pasear descalza por la arena, dejando tu huella grabada en lo más profundo de mis sueños, que he dejado vagando por mi mundo.


Me he sumergido en los mares que hay tras mis ojos, aquellos que encierran las más agridulces lágrimas, que nunca logran escapar. En el mar amargo he sentido frío, deseos de ser abrazado, necesidad de contemplar miradas cálidas que me reconfortaran. Algo que me alejase de ese mar, algo que me devolviese a la superficie, al mundo real. Y tus brazos, aún cerrados alrededor de la memoria de mi piel, me han sacado de allí. En el mar dulce me he reencontrado con mis sueños, que nadaban disfrazados de sirena. Al alzarse, en su rostro he visto tus ojos mirarme y el calor ha vuelto a envolver mi cuerpo.


”Gracias”, he pensado, gracias por dar forma a mis sueños.


De vuelta a casa he hecho una parada allí donde vive el miedo. Y estaba cerrado, no había nadie. No, no tengo miedo. Hace tiempo que no hay nada que perder y sí mucho que ganar. Y no me daré por vencido, no voy a desechar mi pastel, pues también es mi no cumpleaños hoy.



Voy a preparar café para acompañarlo. Para acompañarte.

miércoles, febrero 28, 2007

Sol de invierno

Por el día, ando siempre despistado...
por la noche, en sus brazos se me olvida.

Por el día, voy ciego de lado a lado...
por la noche, casi todas de movida.

Por el día, hoy me siento acorralado...
por la noche, en sus brazos se me olvida.

Por el día, perdona haberte asustado...
por la noche, ¡todas todas de movida!

Y su calor... ¡¡es como el sol!!
En una cama fría en una noche de un invierno...
¡y su calor...! ¡¡¡es como el sol!!!
me levanto a mediodía, hace ya noches que no duermo...





¡¡Y su calor...!! ¡¡¡es como el sol!!!
poco a poco voy poniéndome moreno...
¡y su calor...! ¡¡¡es como el sol!!!
¡¡no te acerques tanto que me quemas los pelos!!

Sudando para tí, para tí, para titirititirití.
Sudando para tí, para tí, para titirititirití.

jueves, febrero 22, 2007

Hear me tonight


And I know that it's true,





I can tell by the look in your eyes.